BIENVENIDOS/AS

¡Bienvenidos a una comunidad exclusiva para los y las alboranistas! Disfruta de todas las secciones como fotos, videos, recursos, zona fan...

GALERÍA DE FOTOS

Visita nuestra Galería de fotos donde encontrás casi 15.000 fotos de Pablo Alborán.

REDES SOCIALES

Síguenos en todas nuestras redes sociales para mantenerte informado/a.

21 de octubre de 2017

[AUDIO] Pablo Alborán: “En la nueva gira me va a costar no llorar y no emocionarme” (La Noche de COPE)


En la noche del 19 de octubre, Pablo presentó de forma privada su próximo álbum Prometo en su Málaga natal. Allí estuvo La Noche de COPE, quienes contaron detalles del evento privado.

20 de octubre de 2017

[INFO] ¡Ya disponible La Llave de Pablo Alborán para descargar y escuchar!


Queda muy poquito para el lanzamiento de Prometo, para hacer esta espera más llevadera, cada semana tendremos disponible una nueva canción del disco. Esta semana conocemos La llave.

A continuación tienes los enlaces directos a las plataformas donde puedes adquirir esta canción.

COMPRA

 iTunes   Google Play

ESCUCHA

Spotify http://www.deezer.com/album/12856832

19 de octubre de 2017

[ENTREVISTA] Pablo Alborán: "En el amor sigo solo" (+ fotos)


Es uno de los cantantes más seguidos y deseados de nuestro país y en el extranjero. Pablo Alborán brilla con luz propia y tras un periodo de dos años alejado de los focos, centrando todas sus fuerzas en recuperarlas para regresar todavía mejor, el compositor malagueño por fin ya tiene nuevas cosas que cantar y mucho por contar.

El número de noviembre de la revista ELLE publica una íntima entrevista con Alborán en la que habla de su nuevo trabajo, 'Saturno', pero también de su vida al confesar que "en el amor sigo solo" y muestra su lado íntimo: "Yo antes era un tío muy celoso, muy posesivo, inseguro de mí mismo. Cuando una persona me decía: "Tengo que ser feliz estés tú o no", yo pensaba: "¡Qué acto más egoísta!». Ahora comprendo que no es así, que no estamos aquí para sufrir y que la idea de felicidad no puede depender de una cosa o de una persona"

Siempre discreto y alejado de los focos para su día a día, Pablo Alborán se abre como nunca para confesar cosas como ésta: "Antes, si estaba en público tomándome una copa, la escondía. Y con un comentario negativo, leído en Twitter, podía estar luego tres días jodido. Ahora hay cosas a las que no les doy importancia y nunca me he sentido tan sereno, tan bien, tan en paz..."

El cantante también habla en la entrevista de su trabajo y de cómo afronta la labor de crear: "Cuando compongo a veces es como si me fuese a otro planeta. Es una desconexión total; puedo estar sin comer, sin beber, sin ir al baño. Hay temas con los que entro como en un trance. ¡Y yo no me drogo! (Risas)....".

Y de todos sus nuevos temas, destaca uno en especial, 'Prometo': "Lloro cada vez que la canto, algo que hasta ahora sólo me había pasado con la música de otros artistas. Pero en esta canción, está todo lo que me ha pasado en estos siete años: mis errores y los de otros, los éxitos, las mentiras, las decepciones. La superación de todo".

 Fuente: Diez Minutos.


01~85.jpg 02~83.jpg


[ENTREVISTA] El regreso de Pablo Alborán (+ fotos)


Cuando hace un par de años dijo hasta luego, a más de una se nos encogió el corazón. Tras este bienio de silencio, mar y calma, Pablo Alborán regresa con Prometo, un disco con la sal de Miami donde flotan Benedetti, la bossa nova, Silvio Rodríguez y el ineludible sabor andaluz. 

No es exactamente el mismo chico que recuerdan. Pablo Alborán conserva, sí, las antiguas maneras de yerno perfecto -sonríe a fondo, no se salta un gracias y es de esa clase de triunfador apacible con el que las madres casamenteras corren el riesgo de ponerse en ridículo-.

Sin embargo, el Pablo Alborán de después del retiro tiene un aplomo distinto; una solidez que tiene aspecto de traje caro y que sólo se observa entre los que se han perdido, se han buscado y se han encontrado. Los hay a quienes el proceso les lleva una vida-a muchos no les basta ni eso-; él ha tardado dos años desde que, en el backstage de un escenario (diciembre de 2015), entre los clamores de una multitud que pedía otro bis, le dijo a Espe, su representante de toda la vida: "No puedo más necesito irme a casa". Y allí se fue, a su Málaga natal, a la casa que tienen sus padres junto al mar y desde donde sólo se escucha el viento y lo esencial.

"No es que necesitara volver a la normalidad, es que necesitaba normalizar la locura", me explica con un discurso que se nota meditado y en el que de vez en cuando se cuela un "muy jevi" que delata que aún no ha cumplido los 30.

"Piensa que cuando todo esto empezó yo era un crío.Tenía 16 años cuando firmé mi primer contrato y 21 cuando salió mi primer disco". Corresponde recordar que aquel trabajo le posicionó número uno nada más salir a la luz -el vídeo que se autograbó en su casa cantando Solamente tú y que subió a YouTube ya le había hecho famoso-y que ahí, encabezando la lista de los más vendidos estuvo seis semanas seguidas.

Cuenta el nuevo Pablo que en esa necesidad vampírica de volver a su castillo para recomponerse, entraba también la urgencia de un reciclaje creativo: "Me daba miedo repetirme, componer como siempre, volver a hablar del amor de la misma manera, así que durante este año y medio he aprovechado para estudiar música y para leer a Benedetti, a Baudelaire, a Neruda, que hacía mucho tiempo que nos los leía...También he escuchado a fondo a Silvio Rodríguez y a Pablo Milanés que, al margen de consideraciones políticas, tienen unas letras preciosas..."

Y continúa: "Este tiempo de parada y reflexión me ha servido de mucho. Cuando te alimentas de esta manera, el mecanismo de composición te cambia sin querer; se te quedan cosas dentro que luego, a la hora de componer, te piden salir. Por ejemplo, Prometo, una de las canciones del nuevo disco, la escribí como en trance. Me daba igual la estructura, si era lenta o era rápida..., fue un puro desahogo.Es el tema más libre, más honesto y más veraz que tengo".

Vuelta al escenario de su debut

El escenario de esta entrevista no está elegido al azar. El Búho Real es una mítica sala de conciertos de Madrid, con programación diaria. Aquí es donde Pablo dio su primer concierto en la capital, en el verano de 2010. Tenía 21 años y aunque aún no había sacado su primer disco, agotó todas las entradas con un mes de antelación. Cuando entra y se sube al escenario-desde entonces no había regresado a este lugar-, mira a Espe, su representante ya por entonces, y le dice: "Qué impresión. ¡Me han entrado ganas de llorar!".

¿Hay qué estar enamorado para que las canciones de amor suenen creíbles?
En mi caso no, yo estoy igual de loco estando enamorado que sin estarlo, así que la inspiración me llega independientemente de las circunstancias. Hay muchas veces que he estado solo y he compuesto temas que la peña me decía: "Qué bien estas, ¿no?, ¿te has enamorado?", ó:"Joder, te estás hinchando..."(risas) Y no, la verdad es que no. Hace tiempo que no estoy enamorado. Hay otro tema, Saturno, que concibe el amor de una manera muy particular, casi en plan peli de Christopher Nolan...La idea surge de un documental en el que se explicaban que las ondas no se destruyen, sino que se alejan. Empecé a pensar sobre eso, sobre la posibilidad de que allí, en Marte, vivan los hijos que no tuvimos; o de que en la Luna, al fin, hayamos podido pedirnos perdón.Puede sonar friki, pero necesitaba hablar del amor de una manera distinta. La sensación que deja esta canción es que los únicos amores que duran para siempre son los que no se realizan...Y eso es lo que yo creo.

¿Has hecho el disco que de verdad querías o, al final, las concesiones al mercado son inevitables?
He hecho absolutamente lo que me ha dado la gana.Entre otras cosas porque he tenido el tiempo suficiente para no rallarme con cosas como si estaba siguiendo o no alguna moda. Con Julio Reyes, el productor, que aunque viene del clásico juega como nadie con lo moderno, ha habido un entendimiento absoluto.No quería algo súper producido, ni con un exceso de orquestación, y él lo ha captado perfectamente.En este disco cada nota tocada tiene su sentido, no hay rellenos.

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar en Miami?
Ha estado bien. He vivido mucho el estudio, por un lado y por otro he reconocido un Miami muy particular; el de Julio (Reyes), Alejandro (Sanz) y otros amigos que me han llevado a locales de música en directo, a comer en sitios increíbles...Lo más interesante que tiene esa ciudad es que en ella desemboca toda la música de latinoamérica y yo creo que en la música, como en casi todo, en la mezcla está el poder. De hecho, se nota mucho en el disco la influencia latina.Hay temas que recuerdan incluso a la música brasileña.

Debe resultar complicado no perder la propia identidad entre tanto sonido nuevo.
Es verdad que hay mucha influencia latina. He trabajado con un productor colombiano, con músicos colombianos, venezolanos; pero además, es que la bossa nova es uno de los primeros toques que aprendí de chico, así que de algún modo forma parte de mi patrimonio musical. Además, por supuesto que también están ahí mis raíces flamencas, eso es inevitable. Al paraíso, por ejemplo, es el único tema de todos mis discos que tiene más de un minuto de solo de guitarra.

Empiezas ahora con una gira de promoción; después, en febrero una de conciertos ¿Te apetece, te inquieta...?
Tengo muchas ganas. He echado de menos las giras y el contacto con el público, pero si te digo la verdad, necesitaba echarlas de menos. Acabé un poquito saturado.

¿De qué?
De la sensación de que todo se había mecanizado.

¿Qué has has hecho en estos dos años de recogimiento?
Por un lado, he vuelto a estudiar para poder comunicarme con los músicos del nuevo disco con un lenguaje un poquito más pro. Sabía que iba a participar gente muy tocha y quería poder expresarme, que entendieran exactamente lo que quería. El resto del tiempo, poca cosa: estar en mi casa, ir a la playa por las tardes con mi perro -no había ido a la playa en todo este tiempo, ¿te lo puedes creer?-, ver por fin Juego de Tronos , que era el único de España que no la había visto, viajar...

¿Algún destino memorable?
Me gustó mucho la experiencia de irme a Londres solo. Yo nunca había viajado solo y pensaba que la gente que lo hacía estaba mal de la cabeza-también debían pensarlo los españoles que se me acercaban en los museos a preguntarme si estaba bien (risas) -; pero ¡qué va!, fue maravilloso. Cogí otra vez el metro, pude pasear por la calle tranquilamente; me perdí, yo que tan buena orientación creo que tengo, y ¡disfruté tanto de perderme por allí! Son tonterías de la cotidianidad, pero las necesitaba.El éxito aisla mucho, te lleva a encerrarte mucho en ti mismo, y a mi me gusta mucho la gente, observar, curiosear...

Málaga no debe ser un sitio fácil para salir a tomar una caña tranquilamente.
No era eso lo que necesitaba. Lo que me apetecía era descansar y estar con mi familia, jugar con mis sobrinas, salir a cenar todos juntos, que hacía mucho que no lo hacíamos...Te das cuenta, al volver, de todo lo que te has perdido.Como me decían mis hermanos y mis padres, "cuando llamabas o venías era todo tan rápido que tampoco queríamos perder el tiempo contándote tal o cual cosa". Había mucho de lo que ponerme al día...Y sí, cuando sales a tomar algo pues te hacen una foto o te piden un selfie contigo, pero en general, la gente es respetuosa.Además, hay que aceptar que esto también forma parte de mi realidad. Tengo amigos de la profesión que no pueden soportar que les hagan una foto, y entiendo que muchas veces es pesado, pero también sé que para esa gente es un momento único.Yo nunca he sido muy mitómano, pero admiraba mucho, por ejemplo, a Paco de Lucía, y sé lo que se siente cuando tienes cerca a alguien que representa tantas cosas para tí.

Otro tema nuevo, Boca de Hule, hace referencia al problema político en Venezuela. ¿Es una obligación del artista comprometerse o...zapatero a tus zapatos ?
Creo que comprometerse es una obligación del ser humano. Y que conste que cuando hablo de compromiso no me refiero a escribir un tuit; eso es muy fácil. En cuanto a la canción, me cuesta hablar del tema porque siempre que he dicho cualquier cosa de política, se me han echado encima, pero he grabado este disco con varios músicos venezolanos y algunas mañanas llegaban al estudio llorando por la situación de sus familias. La canción no habla de política, habla de humanidad.

De entre las letras del disco, me llama la atención que, a pesar de tu juventud, hay un poso de nostalgia.
Tengo la sensación de que voy a ser cada vez más nostálgico. Supongo que es normal cuando has tenido una infancia tan bonita, con una familia tan chula, tan unida, tan divertida...Mi hermana Casilda es una cachonda mental; se acaba de mudar a Alicante y lo he pasado fatal.Mi hermano trabaja conmigo, entre otras cosas porque si estamos mucho tiempo separados, lo pasamos mal. Hemos vivido mucho juntos, hemos viajado juntos, tenemos una madre con una inteligencia y una educación emocional bestial...¡Tenemos tanta suerte de tenernos!

Creo que durante muchos años vuestros abuelos vivieron con vosotros.
Sí, y recuerdo que a la gente, a nuestros amigos, les chocaba; pero ¡no sabes lo que mis hermanos y yo aprendimos de ellos! Además, creo que estar en contacto con la vejez, incluso con la muerte, te hace sentir más consciente de la vida, aprovecharla mejor. Me parece una enorme pérdida no tener contacto con la gente mayor; en la mayoría de las culturas, los viejos son los sabios.

Hablando de familia, ¿te gustaría crear una, o la soledad no te parece un mal escenario?
Me veo con familia sin duda, odio la soledad. Sobre todo me angustia mucho la idea de una vejez solo. Pero todavía es pronto, tengo 28 años, hay que vivir...

¿Qué queda del Pablo que empezó a cantar aquí, en el Búho Real?
Queda todo...

Y...
Y no queda nada.

Han pasado siete años entre tu primer disco y este, ¿querías de manera distinta entonces a como quieres ahora?
Me quiero distinto a mí mismo y por tanto quiero distinto a los demás. Antes era un tío muy posesivo, muy celoso, muy inseguro; y aunque siempre queda algo de eso dentro, en este tiempo he aprendido a ser feliz; y sobre todo, a entender que ser feliz con uno mismo no es un acto egoísta. En una profesión como la mía, con unos ritmos frenéticos, con unos contrastes bestiales entre el público gritando y, media hora después, el silencio de la habitación de un hotel, con el mamoneo que te imaginas,el estar en una fiesta jijijojujaja y al día siguiente si te he visto no me acuerdo, los te quiero porque necesito algo de ti...Tienes que estar muy bien por dentro para que todo esto no te desestabilice.

¿Lo estás?
Ahora mismo, lo estoy. Espero dentro de unos meses seguir igual...
Lo dice con una voz que se le quiebra en los postres con un quejío que suena a Andalucía. Y me viene a la cabeza la misma imagen que me brota siempre al compás de sus acordes: la de una vela oscilando en una oscuridad cualquiera.

Fuente: Telva.


1~126.jpg 2~123.jpg 3~114.jpg
  

[VÍDEO] Pablo Alborán en Radio Disney Chile


El mes pasado Pablo estuvo de gira promocional por Chile donde ofreció una entrevista para Radio Disney. ¡Disfrútala!